Logo Wecata

¿Qué son los sulfitos y cómo nos afectan?

Vamos a explicar qué son los sulfitos, por que están y en qué nos afectan... si te interesa continúa leyendo.

Si coges una botella de vino y lees su letra pequeña, en la mayoría verás la

leyenda “Contiene sulfitos”. Pero, ¿qué son los sulfitos?

Los sulfitos son un derivado del azufre usado como conservante, anti

fúngico, antimicrobiano y antioxidante. Lo podemos encontrar en numerosos

productos alimentarios y farmacéuticos, como por ejemplo, y lo que nos

ocupa hoy, los vinos. Se pueden identificar en las etiquetas de los

ingredientes dentro de los antioxidantes y conservantes del grupo E22x (del

E220 al E228).


Por entrar un poco en el detalle, el E220, anhídrido sulfuroso, el usado en el 

vino, es el que tiene más historia, pero el que está más controlado su uso. Se

usaba en Roma para desinfección de bodegas. En la carne y en los alimentos en general destruye la vitamina B1, pero favorece

protegiendo, a la vitamina C.


Por especificar cómo actúa en el vino, tiene infinidad de objetivos, todos

basados en su actividad fungicida/antimicrobiana y antioxidante.  Respecto al

primer aspecto, evita la fermentación de las levaduras de la viña, evitando

fermentaciones espontáneas. Evita que se avinagre el vino, bloqueando a las

responsables, las bacterias acéticas y lácticas.


Pero, ¿por qué debe aparecer la indicación “Contiene sulfitos”?.

Simplemente es un aviso sanitario, ya que para los asmáticos puede

empeorar sus crisis, de ahí que sea obligatoria su indicación en los envases.

Por otro lado,  la frase debería ser más específica, debería poner que “no

añaden” sulfitos, como indican algunos vinos (“Sin sulfitos añadidos”), ya que

se encuentran en el vino de forma natural, pero a bajos niveles. Con los

avances en investigación, cada vez se añaden menos sulfitos al vino (como,

por ejemplo, en los vinos orgánicos), controlando los taninos, que son un

conservante natural.


Una Directiva Comunitaria indica que debe incluirse el aviso cuando la

concentración de sulfitos sobrepase los 10mg/litro. Lo que debería

especificarse es la cantidad de sulfitos, ya que ahora se deja abierto ese

número (indica que tiene más de 10, pero no cuántos). Lo que podemos

tener es una norma general: cuánto más dulce, más sulfitos. Es decir, tienen

más sulfitos los vinos blancos y rosados (unos 210mg/litro) que los tintos

(160mg/litro).


Mucha gente afirma que el vino les da dolor de cabeza y que la culpa es de

los sulfitos. No hay ningún estudio que demuestre que los sulfitos sean

responsables de esto, pero sí es cierto que está muy extendida la creencia

de que los vinos dulces provocan un dolor de cabeza más pronunciado.

El artículo es un resumen del original escrito por nuestro colaborador Félix Cardona, podrás ver todas sus publicaciones en www.lagastrotecadefelix.com


botellas de vino
bodega
copa vino
Volver al Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚNETE A LA PRIMERA COMUNIDAD DE CATAS ONLINE

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad